Compartir
Argentina inició juicio a militares involucrados en represión a trabajadores durante la dictadura

Argentina inició juicio a militares involucrados en represión a trabajadores durante la dictadura

Un tribunal de la provincia argentina de Jujuy inició este jueves un juicio oral a exmilitares y expolicíasque participaron en la represión de trabajadores mineros y de la empresa azucarera Ledezma durante la dictadura militar de Jorge Rafael Videla (1976-1983).

De acuerdo con EFE, el juicio tiene como acusados a 23 exintegrantes del Ejército y de la Policía, involucrados en los hechos denominados Noche del Apagón, ocurrido en la provincia argentina, en la que se realizaron varias detenciones y desapariciones de estudiantes, militantes políticos y sociales, así como sindicalistas.

La Noche del Apagón, se llevó a cabo entre el 20 y el 27 de julio de 1976 en los pueblos de Libertador General San Martín, Calilegua y El Talar, cuando la dictadura militar realizó varios cortes de luz de una duración aproximada de ocho horas en estas localidades, llevándose a unas 400 personas entres estudiantes, militantes políticos, sociales y sindicalistas que protestaban contra la dictadura militar.

Por esta razón, en la audiencia oral que se llevará a cabo desde este jueves en Jujuy, se espera que declaren 400 personas para esclarecer el caso de “113 víctimas de delitos de lesa humanidad, 38 de ellas desaparecidas”, refiere la nota.

En noviembre pasado, un tribunal oral federal de Argentina dictó sentencia para 54 de los 68 acusados por la comisión de unos 789 delitos de lesa humanidad durante la dictadura.

Entre los numerosos rostros de la represión, que fueron condenados se encuentran Alfredo Astiz, El Ángel de la muerte, Jorge El Tigre Acosta y Ricardo Cavallo, alias Sérpico, quienes recibieron cadena perpetua por los crímenes de lesa humanidad que perpetraron en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), un lugar que tras el golpe de Estado al Gobierno constitucional de la presidenta María Estela Martínez de Perón, se convirtió en un centro clandestino para detener, torturar y exterminar a personas adversas a la dictadura militar entre 1976 y 1983, período conocido también como “Proceso de Reorganización Nacional”.

De las sentencias, 29 fueron cadenas perpetuas y 10 condenas muy escasas de entre 8 y 10 años de prisión con 4 excarcelaciones. También hubo otras nueve condenas de entre 10 y 25 años y 6 absoluciones.

Las 48 condenas a los 54 imputados por los crímenes de la ESMA incluyeron lo que hasta minutos antes todavía estaba en duda: dos perpetuas para los comandantes que tripularon los aviones Skyvan. Uno de esos aviones es que el se habría usado para el “traslado” de los 12 secuestrados de la Iglesia de la Santa Cruz, entre ellos tres madres de Plaza de Mayo y las monjas francesas Alice Domon y Leonié Duquet.

Desde aquel noviembre de 2012 en que se inició el juicio fallecieron 11 de los 68 acusados, y otros tres fueron apartados del juicio por motivos de salud.

Según datos de las organizaciones de derechos humanos de ese país, en este período –que se caracterizó por ser una etapa de dura represión al pueblo– más de 30.000 personas fueron desaparecidas y miles asesinadas.

AVN

Dejar un Comentario